6 de may. de 2009

Tema de la exposiciòn equipo 3




INTRODUCCION

Los Bancos Comerciales son instituciones financieras que basan su actividad principal en la captación de fondos del público, exigibles a la vista y a corto plazo, concentra el dinero y el ahorro disponible en el mercado, desarrollan sus funciones por medio de papeles de comercio.

Realiza operaciones de intermediación en el crédito clasificadas en: activas y pasivas.

La Banca Comercial abarca un gran sector del Sistema Bancario Venezolano, su importancia radica en los beneficios que ofrece a la comunidad en general: financiamiento de proyectos, generación de empleos, intercambios comerciales y sobre todo brindar confianza a la colectividad.


OPERACIONES DE LOS BANCOS COMERCIALES
OPERACIONES PASIVAS:
Son operaciones pasivas de la banca aquellas mediante las cuales los bancos adquieren dinero suficiente para sus necesidades en el mercado. Las principales operaciones pasivas son las siguientes:
Depósitos:
Los depósitos bancarios son en realidad la fuente de trabajo más importante de los bancos, por cuanto, si careciesen de ellos, la actividad bancaria seria imposible. El depósito se puede definir como la operación pasiva por medio de la cual el banco obtiene de sus clientes dinero liquido, con la obligación de restituirlo a pedido del depositante, con previo aviso o sin él. Esta definición está contemplada solamente desde un punto de vista económico y, aún así habría que ampliarla, en el sentido de que no sólo es depósito lo que deposite el cliente en dinero efectivo o valores, sino también todo aquello que el banco adeude al cliente, independientemente de que provenga de las operaciones pasivas del mismo instituto. Desde el punto de vista jurídico, el depósito podrá quedar comprendido dentro de la definición contenida en el Art. 1.749 del Código Civil: el deposito bancario no es mas que el negocio jurídico mediante el cual el depositante entrega a un banco una cierta suma de dinero otorgándole a éste la facultad expresa o tácita, de utilizarla, pero favoreciendo la disponibilidad a favor del primero.
Los depósitos bancarios se clasifican en:
Depósitos en cuenta corriente: Los depósitos en cuenta corriente son efectuados regularmente por personas naturales o jurídicas, que requieren la seguridad y disponibilidad de las sumas confiadas al banco. Dichos depósitos pueden ser reiterados, sin previo aviso, mediante la utilización de cheques cuyos formularios suministra el banco. En casos especiales, no es el banco quien elabora los formularios, sino los poseedores de las cuentas corrientes.
Los depósitos en cuenta corriente son particularmente útiles para aquellas entidades o personas que, debido a la actividad que desempeñan, movilizan constantemente grandes cantidades de dinero.
Ante la presentación de los cheques girados contra las cuentas corrientes, los bancos están en la obligación de pagarlos sin previo aviso, siempre y cuando estén respaldados por depósitos y se cumpla, además, con los otros requisitos exigidos.
Depósitos en cuenta de ahorros: Estos depósitos están constituidos por las cantidades aportadas por personas naturales o jurídicas, las cuales se supone que no persiguen fines mercantiles, aunque aspiran a obtener un interés prudencial por sus ahorros.
Los depósitos de ahorros deben ser nominativos, lo que se comprueba mediante libretas que expide el banco y que se hace necesario presentarlas tanto para las entregas en depósitos de ahorro como para los retiros. Estas libretas indican, en cualquier momento, el saldo disponible del depositante.
Depósitos a plazo fijo: Estos están constituidos por cantidades exigibles a un término fijo, siempre a plazos mayores de 30 días. Los depósitos a plazo fijo están documentados por certificados, negociables o no, emitidos en títulos de numeración sucesiva, los cuales deben ser inscritos en los registros llevados al efecto (Art. 22 de la Ley General de Bancos). La condición de plazo fijo permite a los bancos realizar operaciones lucrativas sin la preocupación de que se presenten desembolsos imprevistos.
Los certificados de depósitos podrán ser nominativos, a la orden o al portador. Cuando los certificados son nominativos, se transmiten por declaración estampada que en un libro que se lleva al efecto, firmado por el cedente, el cesionario y un funcionario autorizado del instituto depositario. Si son a la orden, se transmiten por endoso, y si son al portador, por la entrega material del título.
Los depósitos también pueden clasificarse en primarios y derivados. Los primarios surgen cuando el banco recibe efectivo o valores (tales como cheques o giros) convertibles de inmediato en efectivo, es decir, el depósito propiamente dicho. Mientras que los depósitos derivados son aquellos que surgen de préstamos que concede el propio banco y que son abonados en las cuentas corrientes de los clientes y dejados por éstos temporalmente en dichas cuentas.
Los depósitos primarios aumentan la tasa de liquidez del banco con respecto a sus obligaciones. Estos aumentan el pasivo; pero, por otra parte, se aumenta también el efectivo.
Los depósitos disminuyen la tasa de liquidez del banco e incrementan el pasivo sin aumentar el efectivo.
Ventas de Giros: Un giro es una remesa de una plaza a otra.
Su instrumento principal es la letra de cambio; pero, además, puede llevarse a cabo mediante transferencias para el interior y para el exterior del país. Esencialmente, la venta de giros está constituida por la colocación de letras o cheques sobre otras plazas.
Ventas de Títulos: Este nombre incluye una amplia serie de actividades, que consisten en colocar en el mercado acciones u otros títulos, tales como cédulas o bonos hipotecarios, etc.; incluyendo empréstitos nacionales, estatales o municipales, y también, títulos de países extranjeros.
Emisión de Bonos de Renta: Otra fuente de recaudación bastante usada por los bancos consiste en la emisión de bonos “de renta”. El banco emite bonos y los coloca en el mercado, generalmente entre sus propios ahorristas. Los plazos para la amortización de estos bonos tienen que ser superiores a un año.
Redescuentos Pasivos: Mediante el redescuento pasivo, los bancos descuentan en otros bancos, y más comúnmente, en los bancos centrales o emisores, documentos provenientes de sus operaciones activas, con lo cual se proveen de fondos, bien sea para hacer frente a sus compromisos extraordinarios o imprevistos.
El redescuento pasivo es un mecanismo que moviliza la cartera de los bancos comunes y, a la vez, reconstituye su encaje legal. El redescuento pasivo debe ser realizado dentro de ciertos límites, tanto de tiempo como de cantidad. No deben mantenerse cifras elevadas durante todo el año, sino únicamente en aquellos periodos estaciónales en los que se experimente una fuerte demanda de fondos.
Anticipos Pasivos: Cuando un banco común requiere fondos para hacer frente a compromisos imprevistos, recurre a esta operación transitoria, que consiste en dar en caución al Banco Central títulos y valores, con el fin de obtener anticipos pasivos. Al igual que la anterior, esta operación puede reconstituir el encaje legal.
Reportes Pasivos: Es una compra-venta de títulos (compras al contado y ventas a crédito). El cliente lleva un titulo al banco y se lo vende al contado; simultáneamente el banco facilita el mismo cliente en la venta a crédito. Por ejemplo, un cliente que está interesado en adquirir un título valor en la bolsa de valores (acciones, cédulas o bonos hipotecarios, etc.) recurre al banco y le ofrece el titulo; Si el banco acepta la operación, lo compra al contado, y a su vez, se lo vende al cliente a crédito.
Captaciones del Público Restringidas: Son aquellos depósitos aperturados en el banco, por ejemplo:
· Judiciales.
· De menores.
· En garantía de terceros: alquileres.
· Aceptaciones bancarias.
Bonos de Ahorro.
Depósitos en moneda extranjera: Los bancos comerciales pueden recibir estos depósitos a la vista o a plazo no mayor de un año, pero en ningún caso pueden los depositantes disponer de sus saldos acreedores en billetes o en moneda extranjera.
Podrán sí efectuar retiros en moneda de curso legal, al tipo de cambio del día, o mediante transferencia o cheque del banco depositario girado sobre sus corresponsales en el exterior. Ni esta disposición ni el encaje serán aplicables a los depósitos recibidos por sucursales del banco en el exterior.
OPERACIONES ACTIVAS:
Las principales operaciones activas de la banca son las siguientes:
El descuento: Un acreedor posee un documento de crédito donde consta que cobrará su deuda al vencimiento de un plazo determinado, si ese acreedor tiene una necesidad urgente de dinero efectivo y no puede esperar al vencimiento del plazo, acude con su documento al banco y le ofrece cederlo, recibiendo a cambio una cantidad de dinero en efectivo equivalente al valor nominal de documento, menos una comisión que el banco percibe por el hecho de adelantar su pago. Esta comisión es la que se denomina descuento, pues el banco descuenta el valor total expresado en el documento.
El descuento es una operación de extraordinaria importancia para los bancos, pues le permite colocar en forma temporal sus disponibilidades, siendo a la vez un empleo de fondos invertidos que pueden procurarle nuevos recursos antes de su vencimiento, debido a la facilidad de su negocio por medio del descuento.
Los documentos más utilizados para el descuento son las letras de cambio, que ofrecen mayor garantía. Le siguen en importancia los pagarés a la orden, bonos del tesoro, valuaciones de obras públicas, certificados de depósitos a plazo, aceptaciones bancarias.
Préstamos Bancarios: Es el contrato mediante el cual una persona del banco, entrega a otra (el cliente) dinero o bienes de capital, para que se sirva de ellos mediante su consumo, obligándose ésta (el cliente) a restituirlo en el plazo y al interés convenido.
El préstamo bancario es la concesión de un crédito, que tiene como respaldo documentos generalmente garantizados que suscriben los clientes a favor de los bancos, recibiendo en cambio su valor en efectivo y con la obligación por parte del cliente de pagar los intereses correspondientes al capital prestado. El banco, mediante la obtención de los documentos que recibe, se asegura del pago al vencimiento de la obligación contraída
El préstamo bancario, especialmente en nuestra legislación, que lo permite a largo plazo, es por lo general renovable a su vencimiento o también amortizable en cuotas periódicas, y como en la mayoría de los casos los documentos no se originan de operaciones comerciales propiamente dichas, las firmas que acompañan a las del beneficiario son casi siempre a título de complacencia.
El préstamo bancario, por el hecho de causar a los bancos una inmovilización permanente de sus fondos, esta impuesto a una tasa de intereses mayor que la de descuento.
Los Adelantos: Mediante este tipo de operación, los bancos conceden a sus clientes un crédito hasta por una determinada cantidad y por un cierto limite de tiempo, de acuerdo con las condiciones estipuladas en el contrato. El cliente goza de privilegio de poder hacer retiros totales o parciales del crédito concedido y está en la obligación de reintegrarlo también total o parcialmente durante la vigencia de la operación.
Anticipos: Son operaciones activas por medio de las cuales los bancos otorgan un crédito a una empresa o a una persona natural con la entrega en garantía por parte del cliente, de títulos-valores por un valor superior al crédito solicitado.
En otros términos, al cliente le es acreditada una determinada cantidad de dinero y este transfiere al banco en calidad de garantía prendaría, los títulos o valores convenidos. El banco no puede disponer de esos títulos a menos que el cliente no diera cumplimiento a la obligación de restituir la cantidad que le fue anticipada dentro del plazo convenido.
Las letras de cambio, pagarés, bonos de prenda o cualquier otro título mercantil que sean dados en garantía de un anticipo, no deben tener vencimiento superior a un año y el crédito concedido por los bancos no podrá ser superior al 90% del valor de dichos documentos.
Compra de divisas y de letras: El objeto de esta operación es obtener, por parte del banco, letras de cambio sobre plazas del exterior pagaderas en monedas extranjeras. Por medio de ellas, el banco percibe dos objetivos fundamentales:
· Establecer fondos en el exterior.
· Traficar con las letras compradas, y así la ganancia representada por el precio de venta y el de compra.
Los bancos también suelen comprar letras, cheques y otros efectos sobre plazas del mismo país, contra firmas del interior.
Compra de Títulos Públicos y Privados: Las instituciones bancarias adquieren títulos públicos y privados, bien sean nacionales o bien extranjeros, que tengan cotización en las bolsas o en los mercados nacionales o internacionales, con el objeto de tener en cartera valores de fácil y cómoda realización en cualquier momento.
La utilidad de esta clase de operaciones está representada por los dividendos o intereses exigibles sobre dichos títulos y valores; pero, podrá ser también una compra-venta de los mismos, están sometidos a los riesgos de ganancias o pérdidas que involucra la fluctuación de los precios para el momento que fueron comprados o revendidos.
Créditos en Cuenta Corriente: Llamados también “sobregiro”, que están autorizados por la Ley y se caracterizan podrá ofrecer al cliente que lo solicita una determinada cantidad de dinero que puede ser girada contra su cuenta corriente, aunque en esta no aparezca esta cantidad como depósito efectivo. Aquellos créditos en cuenta corriente que no dispongan una garantía por parte del beneficiario no podrán exceder del 5% del total del activo del banco.
Créditos al Sector Agropecuario: Es determinado por el BCV.

PAPEL DEL BANCO CENTRAL DE VENEZUELA Y SU ROL REGULADOR Y EMISOR MONETARIO NACIONAL.

Según la Ley del Banco Central de Venezuela.
Capítulo III: Del Objetivo y Funciones

Artículo 5.-
El objetivo fundamental del Banco Central de Venezuela es lograr la estabilidad de precios preservar el valor de la moneda.
El Banco Central de Venezuela contribuirá al desarrollo armónico de la economía nacional, atendiendo a los fundamentos del régimen socioeconómico de la República.
Artículo 6.-
El Banco Central de Venezuela colaborará a la integración latinoamericana y caribeña, estableciendo los mecanismos necesarios para facilitar la coordinación de políticas macroeconómicas.
Artículo 7.-
Para el adecuado cumplimiento de su objetivo, el Banco Central de Venezuela tendrá a su cargo las siguientes funciones:
1. Formular y ejecutar la política monetaria.
2. Participar en el diseño y ejecutar la política cambiaria.
3. Regular el crédito y las tasas de interés del sistema financiero.
4. Regular la moneda y promover la adecuada liquidez del sistema financiero.
5. Centralizar y administrar las reservas monetarias internacionales de la República
6. Estimar el Nivel Adecuado de las Reservas Internacionales de la República.
7. Participar en el mercado de divisas y ejercer la vigilancia y regulación del mismo, en los términos en que convenga con el Ejecutivo Nacional.
8. Velar por el correcto funcionamiento del sistema de pagos del país y establecer sus normas de operación.
9. Ejercer, con carácter exclusivo, la facultad de emitir especies monetarias.
10. Asesorar a los poderes públicos nacionales en materia de su competencia.
11. Ejercer los derechos y asumir las obligaciones de la República en el Fondo Monetario Internacional, según lo previsto en los acuerdos correspondientes y en la ley.
12. Participar, regular y efectuar operaciones en el mercado del oro.
13. Compilar y publicar las principales estadísticas económicas, monetarias, financieras, cambiarias, de precios y balanza de pagos.
14. Efectuar las demás operaciones y servicios propios de la banca central, de acuerdo con la ley.

COMO ELEGIR UN INSTRUMENTO PARA COLOCAR FONDOS
¿Cómo elegir un fondo de inversión?

Los fondos de inversión constituyen, en teoría, una atractiva alternativa para acometer inversiones en los diferentes mercados financieros. Los motivos por la que los inversores se sienten atraídos hacia ellos es que constituyen una forma de diversificar, pues los fondos se componen de acciones, bonos, pagarés de diferentes países, empresas y sectores y porque están gestionados por expertos.
Ahora bien, según un estudio del profesor Pablo Fernández, la rentabilidad media de los fondos en los últimos 3, 5, 10, 15 años fue inferior a la inflación y a la inversión en bonos del Estado a cualquier plazo. Analizando el periodo 1991-2008 se llega a la conclusión de que en los últimos quince años la media de fondos tuvo una rentabilidad del 2,96 %, cuando la inflación fue del 3,1% y la rentabilidad de los bonos a 3 años del 8,3%.
La rentabilidad del índice General de la Bolsa de Madrid (IGBM) es superior en un 5% al promedio de la rentabilidad de los fondos que invierten en Renta Variable Española. De hecho, únicamente el 5% de los fondos de bolsa españoles consiguió batir a su índice de referencia en plazos largos.
Si los fondos hubieran obtenido una rentabilidad entre 1991 y 2008 similar a los índices de mercados donde invierten, deberían haber obtenido ganancias por 165.377 millones de euros en lugar de los 63.694 realmente obtenidos.
Lo curioso es que por ese pobre rendimiento solemos pagar entre comisiones y gastos una media del 2,5 %.
Es decir, con frecuencia, ponemos nuestro dinero en manos de expertos que como contrapartida no hacen más que cobrarnos un dinero por obtener rentabilidades inferiores a las que obtendríamos nosotros mismos si simplemente compramos una cesta de acciones que replicara el IBEX.
Y esto sucede, porque el español medio no dedica el tiempo suficiente a formarse e informarse de las alternativas que dispone para rentabilizar sus ahorros.
¿Cómo podemos obtener unas buenas rentabilidades mediante la adquisición de fondos de inversión?
Una vez decidido que deseamos canalizar una parte de nuestro ahorro a través de fondos de inversión, lo primero que tendríamos que elegir es la familia de fondos en la que invertir.
Para tomar la decisión más conveniente se hace necesario que en primer lugar nos hagamos conscientes de nuestro nivel de aversión/predisposición al riesgo y que reflexionemos acerca del horizonte temporal con el que deseamos acometer la inversión.
Parece evidente que si Vd. invierte en un fondo con un horizonte temporal de 20 años puede asumir más riesgos que si desea invertir para en 5 años sacar el dinero que le permita enviar a su hijo a la universidad.
Con el objetivo de conocer mejor su perfil como inversor numerosas entidades disponen de cuestionarios que les permiten encuadrar a sus clientes en cuanto a esas variables. Consideramos que puede resultarle muy útil cumplimentar uno de esos cuestionarios de manera que le conozca mejor su propio perfil de riesgo.
Los puede encontrar en las Web de las gestoras de fondos más importantes o en brokers on-line como www.selftrade.es. Dime cómo eres y te diré dónde y cómo invertir. La Comisión Nacional de Valores (C.N.M.V) en www.cnmv.es disponga tanto de un Curso muy útil de fondos de inversión como de un glosario que le permitirá destripar la realidad de su inversión.
Cuando rellene el formulario procure ser sincero con usted mismo, y antes de contestar piense si se está dejando llevar por la euforia o por la depresión de un determinado momento personal o por la coyuntura de los mercados.
Podemos evaluar la calidad de los fondos, su rentabilidad, consultando numerosos rankings como los de la CNMV, Inverco o prensa especializada.
En cualquier caso nuestras recomendaciones pasan porque antes de contratar un fondo siga los siguientes pasos:
1. Lea la política de inversiones del fondo para saber en qué tipo de activos invierte (nacional, internacional o emergentes, pequeñas o grandes empresas, de qué sectores) y qué instrumentos utiliza para materializar la inversión.
Es preferible que el fondo tenga unos objetivos claros de rentabilidad a batir, sean estos un índice de referencia como el Ibex o una combinación de varios índices.
No debe tener temor a realizar cualquier pregunta si no entiende algo de la política de inversiones. Además conviene informarse de forma periódica leyendo los informes trimestrales y las hojas informativas que con carácter mensuales se suelen editar.
Compruebe la cartera real del Fondo con la política de inversiones y entienda los productos que la componen.
2. Examine el historial de los últimos cinco años del fondo y compare su evolución con respecto a la del mercado.
Después de cada caída, observe cuándo el mercado recupera el máximo anterior. Compare la evolución del fondo entre la fecha de la caída y la fecha de la recuperación del último máximo. Si el valor liquidativo del fondo es superior al que tenía en el anterior máximo significa que sube más que el mercado y que el gestor lo ha hecho bien y ha generado alpha o beneficio para usted. Esta es una regla muy simple pero funciona.
3. Obtenga información del lugar que ocupa su fondo en el ranking de rentabilidad de los fondos de su misma familia tanto en el último año, como en los últimos tres y cinco años. Elija siempre un fondo que se encuentre en los tres casos en el primer cuartil, es decir entre el 25% de los mejores, y que siga estando gestionado por la misma persona. Alguien puede tener suerte durante un año, pero parece más complicado que la tenga durante tres o cinco años consecutivos.
4. Elija un fondo en el que la comisión de gestión esté ligada a la rentabilidad. Es lo que se denomina comisión de éxito y puede venir dada bien por obtener una determinada rentabilidad absoluta, bien por obtener mayor rentabilidad que el índice de referencia.
Si puede averigüe si el gestor canaliza sus inversiones particulares a través de dicho fondo. Cuando alguien invierte además de su trabajo su propio patrimonio parece razonable pensar que se preocupara más de tomar decisiones acertadas.
Aunque las comisiones de gestión ha disminuido en los últimos años (suelen oscilar alrededor del 1,66 % para los de acciones y 0,84% para los monetarios) aún son excesivas para la rentabilidad obtenida. Conozca el total de gastos, (en inglés conocido por las siglas TER), que soporta el fondo no sea cosa que le den muchas vueltas a la manivela y se pasen el día comprando y vendiendo y haciendo comisiones para su broker. 5. Si usted no cree que existan gestores estrella que sistemáticamente sean capaces de batir los índices de referencia elija un fondo indiciado que replique un mercado que usted crea que puede subir en los próximos años. En este caso no pague elevadas comisiones por la gestión (menos del 1%) puesto que realmente la gestora lo único que realiza es replicar la composición del índice de referencia, ya que es Vd. quien decide el momento de entrar y el índice seleccionado.
6. Asegúrese de que el gestor del fondo es un profesional. El gestor es el mayor activo de una gestora. De su trabajo depende que la rentabilidad que obtenga el fondo sea del 200 % o nula. Si quiere conocer la clasificación tanto de los mejores fondos como de los mejores gestores lea la revista Citywire (www.citywire-fmi.com.) Un hecho "sorprendente" de muchos fondos de inversión es que los comerciales tienen retribuciones superiores a los gestores.
Intente tener una relación activa con el gestor y con la gestora. Conozca el nombre del gestor del fondo, su historial, lea algún artículo del mismo y asista a alguna conferencia. ¿Le transmite confianza? ¿Se entiende por qué compra y vende unas empresas y no otras? ¿Comprende su estilo de gestión? ¿Ha obtenido algún premio?
Si conoce al gestor y su forma de actuar dormirá más tranquilo, confiará más en su gestión e incluso no solo aceptara los altibajos del mercado sino que aprovechará las bajadas para comprar más participaciones.
¿Tiene la gestora un verdadero profesional como asesor financiero fiscal para resolver todas las dudas en esta materia? ¿Tiene simulador fiscal? Busque la proximidad y en la era de Internet, ésta está mucho más próxima de lo que pudiera parecer.
7. Ni lo extranjero, ni lo grande, ni lo más publicitado tiene por qué ser necesariamente mejor. Guiarse por la publicidad no es necesariamente una buena guía para invertir. El boca a boca, la adecuación de la inversión a su tipología de inversor y la correcta comprensión del fondo son criterios más sensatos. Lo bueno no necesita promociones, ni regalos como gancho.
8. Salvo que usted o su gestor sepan prever con acierto la evolución de las divisas, lo cual es verdaderamente difícil, invierta únicamente en fondos denominados en euros. La única excepción a esta regla sería si usted por cualquier motivo se endeuda en la misma divisa en la que está invirtiendo.
9. Si invierte en fondos mixtos de renta variable y de renta fija asegúrese que se realiza una gestión activa de la renta fija y que ésta no se invierte únicamente en mercados monetarios (letras, pagares,...) pues si fuera así estaría pagando por una gestión que no se realiza.
Además teniendo en cuenta la fiscalidad actual, no resulta aconsejable invertir en fondos monetarios ya que existen alternativas con menor coste y mayor rentabilidad (repos, pagarés, depósitos), especialmente para patrimonios pequeños. Utilice un fondo monetario o de renta fija a corto plazo como refugio temporal de otros fondos al traspasarlos y así evitar la tributación por venta. Tenga cuidado en su banco, traspase y no venda, así retrasa el momento de la fiscalidad.
10. No invierta en fondos garantizados. Los fondos garantizados de Renta Variable garantizan normalmente el 100% del capital invertido y además un porcentaje de la revalorización de algún índice bursátil.
Para ello invierte en Renta Fija, con el objetivo de devolver al cliente al vencimiento de la garantía el 100% del capital invertido y en Opciones o Futuros con la misión de participar en la evolución del mercado bursátil.
Supongamos que queremos constituir un fondo garantizado a cuatro años, estando los tipos de interés a dicho plazo al 4% y que los gastos totales del fondo (comisión de gestión y depositaría, tasas) suman un 1,5% anual de su patrimonio. (6% durante toda la vida del fondo).
Para garantizar el capital final, calculamos el valor presente de las 100 unidades monetarias durante cuatro años capitalizado al 4%.
VAN=100/(1,04)^4 lo que nos da 85,48.
Invirtiendo esas 85,48 unidades monetarias obtendríamos las 100 unidades monetarias que garantizan el capital prometido y podríamos gastar el resto 14,52 en comprar los derivados (opciones /y o futuros) para obtener la rentabilidad prometida.
Sin embargo a estas 14,52 aún le tenemos que restar 6 de los gastos del fondo por lo que invertiremos 8,52% del total del patrimonio comprando opciones.
¿Qué rentabilidad más probable nos dará las opciones compradas? Pues precisamente ese 8,52% en total durante esos cuatro años, es decir un 2,13% anualizado, ya que si las opciones dieran más con una cierta seguridad los bancos que nos venden las opciones, ya que no son tontos, nos cobrarían una mayor cantidad.
Así pues lo más probable cuando compremos un fondo garantizado es que la rentabilidad total en el mejor de los casos no exceda de la rentabilidad de la deuda al mismo plazo menos las comisiones soportadas por el fondo.
11. No invierta un elevado porcentaje de su patrimonio en fondos sectoriales. La volatilidad y el riesgo aumentarán significativamente en el corto plazo salvo que sea capaz de acertar siempre en los sectores que van a tener un comportamiento alcista de forma permanente.
12. Invierta un porcentaje moderado en fondos de países emergentes. Si bien a corto plazo puede recibir más sustos que en fondos que invierten en países desarrollados, en el largo plazo una rentabilidad sustancialmente mayor. Mientras el índice MSCI de las bolsas de los países emergentes ha subido un 441 % en el ciclo Octubre 2002 hasta el máximo de 2007, el MSCI World ha subido un 165%.
13. Evite los Fondos de Fondos, y así evitará la duplicidad de comisiones y el desconocimiento de dónde invierte el último gestor.
14. Evite experimentos. Las gestoras y sus departamentos de marketing inventan nuevos productos o los mismos con diferentes nombres. No compre un fondo o una gama de fondos nueva. Espere que tengan cinco años de antigüedad y vea como han sorteado las crisis. Una muestra de esto que decimos son los fondos de retorno absoluto que no han alcanzado las rentabilidades prometidas.
Las críticas a los fondos de "hedge funds" españoles por sus altas comisiones y falta de ambición están a la orden del día. La mayoría prometen el oro y el moro pero podemos observar la decepción de muchos inversores.
En Expansión en la edición impresa del pasado 26 de junio de 2007 se podía leer en el artículo "Los fondos de rentabilidad absoluta no cumplen su objetivo":
"[...] ninguno de los fondos de rentabilidad absoluta analizados por Standar&Poor´S logró su objetivo de rentabilidad después de descontar las comisiones y la mayoría no alcanzó el resultado de los activos sin riesgo (Léase letras del tesoro). Estas cifras ponen en duda el futuro de un sector que ha atraído unos 200.000 millones de euros."
Por cierto, ¿le devuelven la comisión si no alcanzan el retorno esperado?

¿DONDE OPTENER INFORMACIÓN SOBRE LOS MEJORES FONDOS?
Como puede imaginar existen fuertes intereses en obtener los primeros puestos en los diferentes rankings de fondos. Éstos modifican políticas de inversión, cambian comisiones, alteran la familia a que pertenecen, etc. para conseguir estar en lo más alto. Por ello resulta conveniente que actualice su información antes de decidir su inversión.
La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha creado un comparador de fondos que puede consultar a través de su página web. Los diarios Expansión y el Economista también han hecho lo propio.
Las agencias Standar&Poor´S, Lipper y Morningstar compiten en minuciosidad a la hora de clasificar fondos, mediante ratings y rankings cualitativos y cuantitativos.
Si desea recibir información periódica y útil del mundo del dinero y de los fondos la revista Dinero y Fondos le ofrece un buen análisis de estos instrumentos financieros. De igual manera puede consultar las páginas de Internet de cualquier diario económico y las de brokers online como SelfTrade Bank o Inversis.
Si lo que busca es una gestión activa que le genere una interesante rentabilidad algunos de los fondos actuales más interesantes en renta variable son: Arcalia Bolsa, Aviva, Barclays Small Caps, Bestinver Bolsa, Bestinver Internacional, Catalana Occidente Bolsa, Espíritu Santo Bolsa Española, EdM, Euroagentes plus, Gesconsult Renta, Fonbilbao acciones, Fondo Valencia Renta, Interdin Bolsa o Metavalor Fi.
En Renta Fija, el Franklin Templenton Global Total Return ofrece una buena rentabilidad dada su flexibilidad para invertir.
No obstante, acuérdese de actualizar los datos antes de invertir, no sea que el gestor haya cambiado de gestora y no esté garantizado que el fondo siga comportándose mejor que la media.
Si lo que quiere es replicar, con mínimas comisiones, el comportamiento de la bolsa española Serfiex Ibex35 es un fondo que cumple con estas condiciones.
Uno de los escasos fondos que ha incrementado el patrimonio durante 2008, es el Carmignac Patrimonie con unos resultados verdaderamente espectaculares desde 1991, con una rentabilidad del 44,37 en los últimos cinco años. La ventaja de su gestión estriba en la cogestión entre un gestor del riesgo, una gestora de renta fija, un gestor de renta variable que partiendo de una visión macroeconómica realizan una gestión activa.
¿Cómo invertir?
Una vez seleccionado el fondo o fondos donde vamos a colocar nuestra inversión entendemos que la manera más adecuada de invertir es realizar hacer un plan sistemático de ahorro/inversión de manera que coloquemos todos los meses la misma cantidad de dinero en los fondos. De esta forma cuando baja el valor liquidativo del fondo compramos más participaciones y cuando éste se recupere dispondremos de más participaciones compradas a precios baratos.
Hemos realizado un estudio comparativo de la evolución de la rentabilidad de un plan de ahorro sistemático comprando participaciones del IBEX y la evolución de la rentabilidad del propio IBEX durante el periodo Febrero 1997-Febrero 2007, periodo con fases alcistas y bajistas. La rentabilidad media acumulada del IBEX en el periodo ha sido del 10,84% anual mientras que utilizando el plan de ahorro sistemático, de forma que invirtiendo la misma cantidad mensualmente, hubiéramos alcanzado el 13,27% de rentabilidad anual. El estudio lo puede comprobar en nuestra web.
A idénticas conclusiones llega un estudio de Fibanc, en el que compara una inversión inicial de 120.000 euros realizada el 30/3/2000 con una aportación mensual de 5.000 euros al mes durante 24 meses. Al cabo de 8 años la inversión mediante una aportación única se ha convertido en 127.217 euros mientras que una inversión de igual monto realizada mediante aportaciones mensuales se convierte en 154.473 euros. Esta es la clara ventaja que aporta el invertir paso a paso, especialmente en mercados bajistas.
Evidentemente si fuéramos capaces de determinar el momento temporal en el que se produce un cambio de ciclo en nuestro mercado esta forma de inversión no sería la que daría mejor resultado, pero predecir los picos y suelos de los ciclos resulta extremadamente difícil.
En el mundo anglosajón, tan pragmático, existen unos fondos denominados target cuyo objetivo es alcanzar una determinada revalorización en un horizonte temporal determinado de antemano. Estos fondos van modificando la política de inversiones, haciéndola más conservadora, conforme se van acercando dicho horizonte para garantizar los resultados. Fidelity ha sido pionera en estos productos.
Dichos fondos son muy adecuados para el ahorro finalista, es decir, para obtener un capital para mandar a los hijos a la universidad, cambiar de casa o coche, complementar la pensión, etc. El patrimonio de estos fondos crece a un ritmo del 70% anual, aunque no en España donde son prácticamente desconocidos.
¿Cómo desinvertir?
A la hora de desinvertir, es decir, de vender las participaciones que pueda poseer de un fondo conviene tener en consideración las repercusiones fiscales que este hecho acarreará.
Cabe aquí señalar, que las participaciones en fondos al igual que las acciones, no soportan ninguna carga fiscal hasta el momento en que son vendidas, tributando entonces por las plusvalías generadas, actualmente al 18%.
En España, como en la mayoría de países, prevalece el criterio FIFO, lo primero que entra es lo primero que sale, por lo que si ha estado comprando periódicamente participaciones de un mismo fondo el fisco entenderá que las primeras participaciones que compró son las que está vendiendo. Lógicamente, esas primeras participaciones que adquirió son las que más revalorización habrán acumulado y, por tanto, las que más carga fiscal soportarán.
De esa manera, si usted va a ser un inversor que de forma sistemática y continuada va a apostar por los fondos como vehículo de inversión, es recomendable que cuando uno de los fondos acumule una sustanciosa revalorización deje de comprar participaciones de ese fondo y pase a adquirir participaciones de otro fondo similar. De esa manera, si usted necesita reembolsar alguna cantidad para disponer de liquidez siempre dispondrá de participaciones en un fondo de menor antigüedad y, normalmente, con menor revalorización y, por tanto, menor carga fiscal.
Una buena opción sería dejar las participaciones más antiguas a los hijos. La práctica supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en muchas comunidades autónomas le permitiría transmitirlas con una tributación prácticamente nula. Además, los receptores de estas participaciones las valorarían, a efectos del Impuesto sobre la Renta, por el valor que tuvieran en el momento de recibir la herencia, de manera que si posteriormente reembolsaran o vendieran estos fondos únicamente tributarían por el 18% de la diferencia entre el valor de venta y el valor que éstas tuvieran en el momento de la donación o herencia.
De esa manera, toda la plusvalía que se hubiera generado mientras el fondo haya estado en su poder y hasta la donación habría estado exenta de cualquier tributación.
En cualquier caso antes de rembolsar un fondo compruebe si la opción arriba señalada es la más beneficiosa para la comunidad familiar o existen otras fórmulas de transmisión más ventajosas.


TASAS DE INTERES
Las tasas de interés es el porcentaje al que está invertido un capital en una unidad de tiempo, determinando lo que se refiere como "el precio del dinero en el mercado financiero".
En términos generales, a nivel individual, la tasa de interés (expresada en porcentajes) representa un balance entre el riesgo y la posible ganancia (oportunidad) de la utilización de una suma de dinero en una situación y tiempo determinado. En este sentido, la tasa de interés es el precio del dinero, el cual se debe pagar/cobrar por tomarlo prestado/cederlo en préstamo en una situación determinada. Por ejemplo, si las tasas de interés fueran la mismas tanto para depósitos en bonos del Estado, cuentas bancarias a largo plazo e inversiones en un nuevo tipo de industria, nadie invertiría en acciones o depositaria en un banco.
Las tasas de interés "reales" (al público) se fijan en relación a tres factores:
· La tasa de interés que es fijada por el banco central de cada país para préstamos (del Estado) a los otros bancos o para los préstamos entre los bancos (la tasa entre bancos). Esta tasa corresponde a la política macroeconómica del país (generalmente es fijada a fin de promover el crecimiento económico y la estabilidad financiera). Tasas de interés por bancos al público se basan en esta más un factor que depende de:
· La situación en los mercados de acciones de un país determinado. Si los precios de las acciones están subiendo, la demanda por dinero (a fin de comprar tales acciones) aumenta, y con ello, la tasa de interés.
· La relación a la "inversión similar" que el banco habría realizado con el Estado de no haber prestado ese dinero a un privado. Por ejemplo, las tasas fijas de hipotecas están referenciadas con los bonos del Tesoro a 30 años, mientras que las tasas de interés de préstamos circulantes, como las de las tarjetas de crédito, están basadas en los índices Prime y dependen también de las políticas de encaje del Banco Central.
Las tasas más comunes son:
Tasa de interés activa: Es el porcentaje que las instituciones bancarias, de acuerdo con las condiciones de mercado y las disposiciones del banco central, cobran por los diferentes tipos de servicios de crédito a los usuarios de los mismos. Son activas porque son recursos a favor de la banca.
Tasa de interés pasiva: Es el porcentaje que paga una institución bancaria a quien deposita dinero mediante cualquiera de los instrumentos que para tal efecto existen.
Tasa de interés preferencial: Es un porcentaje inferior al "normal" o general (que puede ser incluso inferior al costo de fondeo establecido de acuerdo a las políticas del Gobierno) que se cobra a los préstamos destinados a actividades específicas que se desea promover ya sea por el gobierno o una institución financiera. Ejemplo: crédito regional selectivo, crédito a pequeños comerciantes, crédito a ejidatarios, crédito a nuevos clientes, crédito a miembros de alguna sociedad o asociación, etc.
Tasa de interés real: Es el porcentaje resultante de deducir a la tasa de interés general vigente la tasa de inflación.
Tasa de interés externa: Precio que se paga por el uso de capital externo. Se expresa en porcentaje anual, y es establecido por los países o instituciones que otorgan los recursos monetarios y financieros.

MARCO LEGAL DE LAS TASAS DE INTERES

Artículo 49 de la Ley del BCV, de fecha 03/10/2001
"El Banco Central de Venezuela es el único organismo facultado para regular las tasas de interés del sistema financiero. En el ejercicio de tal facultad podrá fijar las tasas máximas y mínimas que los bancos y demás instituciones financieras, privados o públicos, regidos por la Ley General de Bancos y Otras Instituciones Financieras o por otras leyes, pueden cobrar y pagar por las distintas clases de operaciones activas y pasivas que realicen…."

Resolución BCV 97.07.02 de fecha 31/07/1997

"Artículo 1°.- La tasa anual de interés o de descuento que podrán cobrar los bancos, instituciones financieras y entidades de ahorro y préstamo regidos por la Ley General de Bancos y otras Instituciones Financieras, por la Ley del Sistema Nacional de Ahorro y Préstamo y por las leyes especiales, por sus operaciones, será pactada en cada caso por las referidas instituciones con sus clientes, tomando en cuenta las condiciones del mercado financiero."
"Artículo 3°.- Los créditos otorgados en los cuales se hubieren pactado intereses ajustables periódicamente, deberán sujetarse a lo dispuesto en la presente Resolución en lo atinente a la tasa de interés o de descuento aplicable. A tal efecto, los ajustes que deban realizarse se llevarán a cabo en los términos previstos en los contratos respectivos.

"Artículo 4°.- La tasa anual de interés que podrán pagar los bancos, instituciones financieras y entidades de ahorro y préstamo regidos por la Ley General de Bancos y otras Instituciones Financieras, por la Ley del Sistema Nacional de Ahorro y Préstamo y por las leyes especiales, por sus operaciones pasivas será convenida por las referidas instituciones con sus clientes, tomando en cuenta las condiciones del mercado financiero."

PRODUCTOS Y SERVICIOS BANCARIOS

En este apartado identificaremos algunos de los productos y servicios bancarios que nos pueden ser útiles para nuestra actividad y definiremos ventajas y desventajas. No olvidemos que los bancos, cajas y otras entidades financieras en la mayoría de casos son empresas privadas con ánimo de lucro y nos recomendarán lo que más favorezca a sus cuentas anuales. Distinguir realmente la utilidad de un producto o servicio para un negocio es nuestra tarea. No tenemos que quedarnos con lo que nos recomienda el director o el gerente comercial del banco o lo que nos recomienda un vecino, amigo o familiar.¡Profundicemos!. Nosotros seremos los principales beneficiados.

Intentaremos centrarnos en los que son más útiles para las personas jurídicas y los autónomos.

PASIVO

Cuenta Corriente: Es el producto más común y que seguramente todos conocemos. Su definición es: "Contrato en virtud del cual un banco se obliga a devolver en cualquier momento el dinero ingresado por el cliente". Debemos destacar que tiene por defecto una baja remuneración. Si no lo negociamos su interés será próximo a 0 y permitirá a las entidades obtener liquidez a muy bajo coste. La usaremos para operaciones de caja e intercambio habituales como: ingresos, pagos, transferencias, recibos, etc.

El principal problema que detectamos en una empresa es la reincidencia de acumular grandes cantidades en la cuenta corriente sin remuneración. Existen pagarés o depósitos a muy cortos plazos que nos permitirían obtener interesantes rentabilidades que perdemos por desatender la cuenta.

Remarcar también la habitual práctica de cobrar abusivas comisiones en la cuenta corriente. Las podemos evitar ya que existe una competencia feroz en la banca. Y aún más con la inclusión de la banca por Internet. Rentabilizar las puntas de tesorería y controlar las comisiones pueden mejorar mucho nuestra eficiencia y con más motivos si contamos con un margen reducido.

Depósito a Plazo:

Se trata de un contrato por el cual la entidad bancaria obliga a un plazo predeterminado a satisfacer un interés prefijado. Muchas entidades lo usan para obtener liquidez de sus clientes y por eso ofrecen interesantes remuneraciones. Si disponemos de un remanente en la cuenta aprovechar estas oportunidades nos permite obtener ingresos financieros fácilmente. Hay multitud de ofertas de captación aunque es recomendable obtener acuerdos con dos o tres entidades que nos permitan obtener en las renovaciones del los depósitos atractivas remuneraciones. Recomendamos siempre diversificar y cuantificar en nuestra cartera productos que nos renten intereses periódicos. Su fiscalidad es la misma que la cuenta corriente.
Pagarés de Empresa (Repos):
La mayoría de entidades financieras nos permiten obtener rentabilidad de un remanente de tesorería al plazo que le indiquemos aunque se trate de pocos días. La compra de pagarés de empresa (emisiones de deuda de empresas privadas) con opción de recompra es una fórmula alternativa que no excusa aquellos que pierden dinero cada día que lo acumulan en su cuenta corriente sin un interés competitivo.
Otros Productos de Inversión:
El mercado financiero nos ofrece muchas otras opciones para rentabilizar nuestros ahorros aunque en estos casos requerirán una análisis profundo de la rentabilidad que queréis obtener, de vuestra aversión al riesgo o de vuestro conocimiento financiero.
En estos casos se puede obtener rentabilidades más elevadas aunque también es posible perder parte de vuestro capital. Destacaríamos la inversión en acciones de empresas privadas tanto nacionales como extranjeras, fondos de inversión que diversifican el riesgo invirtiendo en una cesta de valores que pueden invertir desde renta fija, a activos monetarios, deuda publica, renta variable, etc.; sectores concretos como las materias primas, bancos, inmobiliarias, hedge funds, energías alternativas o lo que desee. Incluso podemos invertir en opciones o en futuros o productos que aprovechan las cotizaciones diarias de las acciones y las posibilidades de los fondos como los ETF’S. Todas estas opciones son disponibles al inversor aunque recomendamos no utilizarlas cuando se busque únicamente rentabilizar los excesos de tesorería.
ACTIVO
Aunque actualmente por la restricción de crédito no es el mejor momento par obtener financiación vamos a resumir las opciones más destacables que ofrece la banca:

Préstamos Tradicionales:
Es la vía tradicional de obtener liquidez. Sólo lo recomendamos en caso de no poderse acoger a otra opción de financiación. El préstamo ordinario se caracteriza por cobrar un alto tipo de interés y repercutir diferentes tipos de comisión.
Cuentas o Pólizas de Crédito:
La cuenta de crédito o póliza de crédito nos da la posibilidad de disponer de un saldo que nos permita atender nuestros compromisos a corto plazo y equilibrar nuestro flujo de caja. La entidad nos aprueba un crédito determinado a un plazo concreto, habitualmente un año y pacta con nosotros la devolución de las cuotas + los intereses. El banco nos cobra comisión por lo dispuesto, en ocasiones por lo no dispuesto y por la formalización del contrato. La cancelación anticipada habitualmente esta penalizada. Es conveniente utilizar lo que nuestro activo circulante y nuestra capacidad de generar beneficios nos permita.
Créditos destinados a pymes y empresas:
Las entidades bancarias dotan una partida de créditos destinada a la financiación de pymes con límites de tiempo y cantidad pero con mejores condiciones que un préstamo ordinario. Es necesario realizar una prospección del mercado y estudiar cual se adapta mejora a nuestras necesidades.
Anticipo de créditos:
El anticipo de crédito comercial es una operación que permite a su empresa financiarse a corto plazo, ya que la entidad financiera le anticipa el importe de los derechos de cobro que tenga respecto a sus deudores, por operaciones propias de su actividad comercial. Hay que fijarse en el tipo de interés que nos aplican por el anticipo y las comisiones que lo derivan como apertura o cancelación anticipada. Se puede renegociar el tipo de interés si aumentas el volumen de anticipos. Normalmente es una mejor opción que los préstamos porque equilibra la deuda a corto plazo con la partida de clientes del activo circulante.
Descuento Comercial:
Mediante esta operación la entidad financiera adelanta el importe de un crédito comercial no vencido que tenga su empresa con terceras personas, dado que la mayor parte de las transacciones comerciales no son al contado, sino que son con pago aplazado (a 30, 60 o 90 días). El descuento comercial tiene una tasa de descuento que variará considerablemente según la entidad. Para poder realizar esta operación nuestro banco o caja nos obligará a abrir una Línea de descuento comercial. Tendremos que fijarnos en conceptos como el interés por no disponibilidad, las comisiones de apertura, cancelación anticipada o de renovación y especialmente en interés de descuento que nos aplicarán. Al banco le interesa que descontemos y tengamos baja morosidad. En ese caso podremos negociar.
Leasing:
A través de Leasing, la entidad financiera comprará el bien que le indiquemos, sin importar en qué país se encuentre, para que su empresa pueda disponer de ellos, mediante cómodas cuotas de alquiler. Además, cuando termine el contrato de arrendamiento, su empresa podrá optar por la compra del bien. Hay que tener en cuenta también las comisiones que nos aplican y el tipo de interés.
A la entidad bancaria le interesa porque también nos induce a contratar un seguro sobre el bien arrendado. A las empresas en función de su capacidad de pago le puede interesar. Depende en que país también tiene incentivos fiscales. Hay que consultar cada caso. Popularmente lo conocemos como el arrendamiento financiero.

Renting:
El renting permite a su empresa utilizar los bienes que necesite mediante un sistema parecido al leasing pero añadiendo prestaciones derivadas del uso del bien. El más usual es el renting de coches, camiones, furgonetas u otros elementos de transporte. Incluyen por ejemplo: mantenerlos al día. Para su tranquilidad cuenta con: seguro de daños, seguro de responsabilidad civil, la garantía de su mantenimiento, servicio de grúa, etc.
Es interesante en los casos que se haga un uso continuo de los servicios incluidos en el renting. En caso contrario se considera un servicio excesivamente costoso para las empresas.
Factoring:
Cesión a la entidad financiera de los créditos generados por sus ventas a terceros, independientemente de la forma en que se encuentren documentados: letras, recibos, facturas, etc. La entidad asume la titularidad de los mismos y el riesgo de impago de los compradores.
Producto pensado para empresas con elevados capitales y volúmenes de negociación ya que la entidad cobra elevadas comisiones por anticipar la deuda y formalizar el contrato. Sin embargo a una gran empresa con elevada flujo comercial le puede ser útil para agiliza su gestión.
Confirming:
El confirming le ofrece una alternativa cómoda y ventajosa aunque también cara y pensada para grandes empresas. Sólo tenéis que comunicar los pagos que desde vuestra empresa debéis realizar y la fecha de vencimiento y la entidad se encargará de pagar a sus proveedores en las fechas pactadas, respetando valoración, orden de domiciliación y medio.
A la entidad financiera le interesa que contratéis esta opción ya que le da la opción de ofrecerles descuento comercial a vuestros clientes y aumentar su cartera de clientes. La principal ventaja para la empresa es la agilidad de la gestión y la imagen de credibilidad que les damos a los clientes.
SERVICIOS
Tarjetas y T.P.V:
Las entidades nos facilitarán medios de pago pero tenemos que tener en cuenta varios puntos que nos permitirán hacerles un mejor uso y reducir el gasto excesivo.
De las tarjetas distinguiremos principalmente las de débito que únicamente podremos utilizar el dinero disponible en nuestra cuenta corriente y las de crédito que tienen asociado como si se tratará de un préstamo; un crédito ajeno al dinero que tengamos en la cuenta corriente asociada. De tarjetas encontráremos miles expandidas por diferentes instituciones.
Este aspecto nos permite poder negociar las condiciones de la tarjeta y evitar comisiones de mantenimiento abusivas. La banca por Internet tiene la mejor oferta en este punto. Aunque el principal beneficio que obtienen de las mismas es el tipo de interés aplicado por el financiamiento de las compras a crédito. El interés multiplica por 3 o 4 el que cobran en préstamos. Tenemos que limitar nuestra exposición en tarjetas y limitarlos a los pagos puntuales.
De las T.P.V o terminales en punto de venta; popularmente datafonos destacaremos su fuerte implantación en negocios y comercios y la excesiva oferta que permite evitar gastos de instalación o mantenimiento y limitarnos a pagar una tasa de descuento que no supere el 1 %. Cabe destacar la posibilidad de obtener un T.P.V virtual o pasarela si vendemos por Internet. Los gastos normalmente son más elevados ya que no es un servicio tan popular pero ofrecemos un servicio de valor añadido a los clientes
Banca Electrónica y Banca Telefónica: Actualmente en la banca de hoy en día disponemos de herramientas que nos permiten realizar el 90 % de operaciones sin acudir a nuestra agencia.
Mediante Internet con un simple número de usuario y contraseña y utilizando una tarjeta de coordenadas podremos realizar consultas de nuestras posiciones, transferencias, ventas de acciones, reembolsos de fondos de inversión, pagos de tributos, disposiciones de nuestra cuenta de crédito, amortizaciones de nuestros préstamos, etc.
Podríamos resumir que todo lo que necesitamos lo podemos realizar desde Internet excepto la disposición de efectivo o el asesoramiento financiero puntual; en la actualidad la única función de las oficinas bancarias.
La Banca Telefónica nos ofrece las mismas funciones que la banca electrónica mediante una llamada y la atención de un agente telefónico. El único inconveniente es que no disponemos del servicio las 24 horas y nos limitamos al horario que realice este departamento.
Otros servicios relevantes:
La banca nos permite múltiples soluciones aunque en cada caso hay que comparar la relación entre el beneficio y valora añadido obtenido y el gasto soportado. Entre los más destacables:
Gestión de Pago de Nóminas y Emisión de Recibos donde la entidad nos da un programa y las herramientas para emitir los recibos que cobremos a nuestros clientes o gestionar automáticamente el pago de nóminas. En ambos casos existe una gran diversidad de opciones en el mercado. Se cobra más o menos por emisión de recibo, devolución o gastos de mantenimiento.
Uso del móvil para avisos de cargos en las tarjetas o movimientos relevantes en la cuenta como ingresos extraordinarios o gastos. La tendencia es que con el móvil cada vez podremos realizar más operaciones.
Domiciliación de pagos de la seguridad social e impuestos que nos permite controlar nuestras obligaciones fiscales. Gestión de pagos y cobros a clientes o proveedores en el extranjero y tramitación de importaciones y exportaciones si la empresa se ha expandido internacionalmente.
Finalmente en los avales, la entidad nos cobra dinero por dar la garantía de nuestra solvencia y capacidad de pago. Nos pueden solicitar pignorar una garantía dineraria como un depósito por ejemplo o la entidad si lo desea pueda acreditar nuestra solvencia por las posiciones que disponemos con ellos. En ambos casos pagaremos comisiones de apertura y comisiones de mantenimiento en periodos mensuales, trimestrales, semestrales o anuales. Pueden añadirse gastos como el notario o el estudio. Podemos sondear el mercado y evitar las entidades que nos aplican gastos excesivos.


















MAPA CONCEPTUAL






BANCA COMERCIALCapta su cartera mediante opciones de colocación de capital


Sus funciones se basan en
Dá opciones y orientación para la colocación de fondos, ya que es una institución especializada en la rama.

Operaciones pasivas y activas Dichas operaciones están reguladas por


Banco Central de Venezuela


Obteniendo su lucro por medio de las

Tasas de interés
Las cuales son asignadas a los


Productos y servicios que dispone para sus clientes, tales como:
*Préstamos tradicionales
*Créditos
















CONCLUSION

Se denomina así a las instituciones de crédito autorizadas por el Gobierno Federal para captar recursos financieros del público y otorgar a su vez créditos, destinados a mantener en operación las actividades económicas. Por estas transacciones de captación y financiamiento, la banca comercial establece tasas de interés activas y pasivas.

Los Bancos Comerciales están obligados a cumplir rigurosamente las disposiciones de la Ley General de Bancos y de la Ley del Banco Central de Venezuela sobresaliendo el mantenimiento del encaje legal sobre los depósitos a la vista, de ahorro y a plazos y a depositar en él una cantidad inferior a las 2/3 partes del encaje mínimo. Este encaje estará constituido por moneda de curso legal o por títulos emitidos por el BCV en los términos y condiciones que al efecto se establezcan.

· Se caracterizan principalmente porque sus operaciones son a corto plazo, es decir, no mayores de 3 años.
· Su objeto es realizar operaciones de intermediación financiera, es decir, toman dinero de este excedentario y lo colocan a los deficitarios.
· Sus operaciones principales son el depósito, el préstamo y el descuento
· Su constitución es bajo la forma exclusiva de Compañía Anónima, con acciones nominativas de una misma clase, que no podrán ser convertibles al portador.
· El numero de accionistas es mínimo de diez (10) entre los cuales están incluidos los promotores.
· En la actualidad existen 24 bancos comerciales.


BIBLIOGRAFIA



· www.bcv.org.ve/cuadros/1/tinteres.asp - 75k
· wikipedia.org/wiki/Tasas_de_interés
· www.tach.ula.ve/administracion/programa/capitulo_iii
· www.rankia.com/articulos/210217--como-elegir-fondo-inversión
· (www.funds-sp.com,www.morningstar.es, www.inverco.es)







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada